martes, 5 de octubre de 2010

SALUD


Estado de salud

Los accidentes son la causa principal de muerte de los estadounidenses entre 20 y 34 años, seguidos por el homicidio y el suicidio.
En la edad adulta temprana se establece el cimiento para el funcionamiento físico a lo largo del resto del ciclo de vida. Aunque la salud es influida en parte por los genes y los factores conductuales, es decir, lo que comen los adultos jóvenes, si duermen lo suficiente, que tanta actividad física tienen, y si fuman, beben o consumen drogas, contribuyen de manera considerable a la salud y el bienestar presentes y futuros.
Ver imagesCAG...jpg en presentación

Influencias genéticas en la salud
El mapeo del genoma humano está permitiendo a los científicos descubrir bases genéticas para muchos trastornos, que van de la obesidad a ciertos tipos de cáncer (principalmente de pulmón, próstata y de seno) a condiciones de salud mental como el alcoholismo.
La mayoría de las enfermedades son multifactoriales, e involucran causas genéticas y ambientales.
Ver imagesCAZ...jpg en presentación

Influencias conductuales en la salud y la condición física.
La gente puede buscar la salud realizando ciertas actividades y absteniéndose de otras.
El vínculo entre conducta y salud ilustra la interrelación que existe entre los aspectos físicos, cognoscitivos y emocionales del desarrollo. Lo que las personas saben acerca de la salud afecta lo que hacen, y lo que hacen incide en cómo se sienten. Sin embargo no basta con saber acerca de los buenos hábitos de salud. La personalidad, las emociones y el entorno social a menudo sobrepasan a lo que la gente sabe que debería hacer y la lleva a comportarse de manera poco saludable.
Nutrición y colesterol
El dicho “somos lo que comemos” resume la importancia de la nutrición para la salud física y mental. Lo que la gente come afecta como se ve, se siente y que tan probable es que se enferme.
Una revisión de muchos estudios epidemiológicos encontró que seguir una dieta principalmente vegetariana, aunada a estar activo, mantener un peso saludable y abstenerse de fumar, reduce en 70% el riesgo de la mayoría de los canceres (Wordl  Cáncer Research Fund y  American Institute for Cancer Research, 1997).
Una dieta alta en grasa animal ha sido vinculada al cáncer de colon. El control del colesterol por medio de la dieta y la medicación reduce significativamente este riesgo.
Ver imagesCAB...jpg en presentación
Obesidad
Por lo general en los adultos se mide mediante el índice de masa corporal de kilogramos de peso por metro cuadrado de estatura.
La organización mundial de la salud (OMS) ha denominado a la obesidad como una epidemia mundial (OMS).
La tendencia hacia la obesidad también es hereditaria, y esta tendencia genética interactúa con factores ambientales y conductuales.
En una sociedad que valora la delgadez, tener sobrepeso puede conducir a problemas emocionales. También supone riesgos de alta presión sanguínea, enfermedad cardiaca, apoplejía, diabetes, cálculos biliares y algunos tipos de cáncer, además de que disminuye la calidad de la vida.
La gente obesa tiene de 30 a 50% más problemas médicos crónicos que los fumadores y los bebedores.
Ver imagesCAW...jpg en presentación

Actividad física
Los adultos que son físicamente activos reciben muchos benéficos. Además de ayudar a mantener un peso corporal deseable, la actividad física construye músculos fuertes, fortalece el corazón y los pulmones, disminuye la presión sanguínea, protege la enfermedad cardiaca, la apoplejía, la  diabetes, el cáncer y la osteoporosis (un adelgazamiento de los huesos que es más común en las mujeres de mediana edad y mayores y que la causa de fracturas), alivia la ansiedad y la depresión y alarga la vida.
La inactividad es un problema global de salud pública. El estilo de vida sedentario es una de las 10 causas principales de muerte e incapacidad en el mundo (OMS, 2002)
Ver imagesCAK...jpg en presentación
Tabaquismo
El tabaquismo es la principal causa prevenible de muerte en estados unidos. Cada año se añaden las victimas del tabaquismo pasivo, por la inhalación del humo de otra gente, el número de muertes puede llegar a más de 450 000. A pesar de esos riesgos, 25% de la población estadounidense fuma tabaco de manera regular.
La tercera parte de los adultos fuman cigarrillos, y la mitad de todos son fumadores persistentes, por lo que más de cuatro millones de personas cada año, mueren por enfermedades relacionadas con el tabaquismo.
El vínculo entre el tabaquismo y el cáncer de pulmón está bien establecido. Se estima que el tabaquismo y la exposición al humo ambiental son responsables por alrededor de 90% de los casos de cáncer de pulmón en estados unidos.
El tabaquismo también está ligado con Cancer de estómago, hígado, laringe, riñón, páncreas y cérvix; con problemas gastrointestinales como ulceras con enfermedades respiratorias como bronquitis y enfisema; así como osteoporosis y enfermedad cardiaca.
No solo los cigarrillos son dañinos sino también los puros, pipas y otras formas de tabaquismo.
El tabaquismo es adictivo. La tendencia a la adición puede ser genética.
 Los hombres y mujeres que dejan de fumar prácticamente no tienen mayor riesgo que quienes nunca han fumado; la goma de mascar con nicotina, los parches de nicotina y los atomizadores nasales e inhaladores de nicotina, en especial se combinan con orientación psicológica, ayudan a las personas adictas a reducir el consumo de manera gradual y segura.
Ver imagesCAH...jpg en presentación
Ver imagesCAR...jpg en presentaciónVer fumar.bmp en presentación                                                        
Ver autopsiaa...jpg en presentación

Alcohol
Jóvenes de 21 a 35 años consumen almenos una vez al mes.
La universidad y el lugar principal para beber, cerca de cuatro de cada cinco universitarios consumen alcohol y alrededor de dos de cada cinco beben en exceso.
Los patrones individuales de bebida son influidos por factores genéticos y otras características biológicas, antecedentes familiares y culturales.
El consumo se asocia con otros riesgos característicos de la edad adulta temprana, como los accidentes automovilísticos, el delito y la infección de VIH.
El alcoholismo es una enfermedad crónica que implica la dependencia patológica del alcohol, y causa interferencia con el funcionamiento normal y el cumplimiento de las obligaciones.
El tratamiento habitual para el alcoholismo puede incluir desintoxicación, hospitalización, medicación, psicoterapia individual y de grupo, participación de la familia y canalización a una organización de apoyo como alcohólicos anónimos, aunque no existe cura, el tratamiento proporciona nuevas herramientas a los alcohólicos para afrontar su adicción y llevar una vida productiva.
Ver imagesCAK...jpg en presentación

Consumo de drogas
El consumo de drogas ilícitas alcanza su máximo entre los 18 y 20 años.
Quienes se graduan de la universidad tienen menos probabilidades que otros adultos de consumir drogas.
La marihuana es la droga ilícita más polular entre los adultos jóvenes. Los universitarios que consumen marihuana tienden a dedicar menos tiempo a estudiar y más tiempo a socializar y a participar en otras conductas de alto riesgo. El consumo a largo plazo de la marihuana está asociado con pérdidas significativas de la memoria y la atención.
Ver imagesCAZ...jpg en presentación                                                  Ver imagesCAZ...jpg en presentación

Influencias directas en la salud y la condición física
Posición socioeconómica y raza u origen étnico
Las personas con altos ingresos consideran que su salud es mejor y viven más tiempo que la gente de bajos ingresos.
Entre menos escolaridad tenga la gente, mayor es la posibilidad de que desarrolle y muera por enfermedades contagiosas, lesiones o enfermedades crónicas, o que sea víctima de homicidio o suicidio.
La gente mejor educada y más próspera tiene dietas más saludables, mejor atención preventiva de la salud y tratamiento médico.
Las diferencias étnicas en la salud no se atribuyen por completo a factores socioeconómicos.

Género
Las mujeres tienen mayor expectativa de vida que los hombres y menores tasas de mortalidad durante la vida.
Las mujeres reportab estar enfermas más a menudo que los hombres. Los hombres tienen estancias más largas en el hospital y es más probable que sus problemas de salud sean crónicos y peligrosos para la vida.
Las mujeres saben más que los hombres acerca de la salud, piensan y hacen más para prevenir las enfermedades y es más probable que hablen acerca de sus preocupaciones médicas.
En la medida que los estilos de vida de las mujeres se han vuelto más parecidos a los de los hombres, de cierta manera ha sucedido lo mismo con sus patrones de salud.

Relaciones sociales y salud
Las relaciones personales son vitales para la salud. Las personas aisladas de los amigos y la familia tienen una probabilidad dos veces mayor de enfermar y morir que la gente que mantiene vínculos sociales.
Los lazos sociales fomentan un sentido de significado o coherencia en la vida, ya que el apoyo emocional ayuda a minimizar el estrés.
El matrimonio resulta ser tan bueno para la salud mental de las esposas como para la de los maridos.
La gente con altos ingresos, casada o soltera, tenía mayor probabilidad de sobrevivir que la gente casada con bajos ingresos; la mortalidad más alta estaba entre los solteros de bajos ingresos.
Ver imagesCAJ...jpg en presentación                                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada